Condiciones de Contratación

Utilización de la embarcación

El arrendatario se compromete a dar buen uso a la embarcación y mantenerla en buenas condiciones y responder a la integridad de la misma y de cuanto figura en el inventario a la hora de la entrega, respondiendo el mismo de cuantos desperfectos, negligencias, rotura, sustracción o pérdida. La embarcación se entrega con patrón debidamente titulado y en conocimiento de los reglamentos, normas y leyes vigentes de la zona en que va a navegar. En caso de ser el arrendatario quien patronee la embarcación y éste afirme tener los conocimientos, titulación requerida (la cual deberá presentar ante el arrendador para poder verificarla) y experiencia suficiente.

El arrendador podrá rescindir unilateralmente el contrato de arrendamiento sin derecho a reclamación ni indemnización alguna por daños y perjuicios por el arrendatario, si el patrón no tuviera la suficiente experiencia, titulación inadecuada o circunstancias personales por las cuales no pudiera desempeñar sus funciones, devolviéndose las cantidades recibidas por el arrendamiento y abonando cualquier gasto ocasionado por dicha circunstancia.

El arrendatario se obliga a no embarcar mayor número de personas que las contratadas en el contrato y autorizadas por la compañía aseguradora, estando completamente prohibido el comercio, subarrendó, cesión, pesca profesional, transporte de cualquier clase, así como cualquier actividad o uso prohibidos por la Ley y la legislación marítima. El arrendatario responderá directamente ante las autoridades correspondientes, aún en falta involuntaria y será por cuenta del arrendatario el total de los gastos de la inmovilización de la nave por parte de la Administración o Departamento pertinente. En caso de confiscación del barco deberá rembolsar el valor total del barco en el plazo de 10 días, siendo su precio fijado de común acuerdo con el que figura en la póliza de seguro del barco arrendado.

En caso de avería o accidente el arrendatario deberá comunicar inmediatamente al arrendador el estado y situación tanto mecánica como administrativa. La reparación deberá en todo caso ser aprobada previamente por el arrendador, debiendo el arrendatario conservar todos los documentos y facturas a no ser que haya sido por mal uso o negligencia del Arrendatario que serán satisfechas por él. En el caso de que la embarcación necesite el servicio de remolque, se deberá negociar con el patrón del barco la cantidad a satisfacer por este servicio.

Estado de la embarcación

En el momento de la entrega de la embarcación el Arrendador y el Arrendatario se obligan simultáneamente a realizar una comprobación del estado del barco, su funcionamiento, pertrechos, instalaciones, inventario y complementos dándose conformidad por escrito de las idóneas condiciones de uso y navegabilidad. Queda expresamente prohibido por parte del Arrendatario variar o sustituir cualquier característica técnica, equipamiento, llaves, elementos y decoración tanto interiores o exteriores. En caso de efectuar algún cambio en dichos elementos correrá a cargo del Arrendatario la puesta a su estado original corriendo con todos los gastos. El arrendador no se hace responsable de los objetos, ropa, electrónica y pertenencias dejados o transportados en la embarcación, tanto en la vigencia del contrato como después de la devolución de la embarcación.

Precio, depósito, pagos, prórroga y combustible

La validez de este contrato queda supeditada, como cláusula suspensiva, al abono por parte del Arrendatario de la totalidad del importe del arrendamiento. La cantidad entregada en concepto de Fianza, será entregada al arrendador el día de la entrega de la embarcación, en efectivo o como devolución de la Tarjeta de Crédito y servirá como garantía en el cumplimiento de las condiciones de este contrato, así como para responder a cualquier incumplimiento de contrato, daño malicioso o negligencia en la embarcación o su equipo.

El contrato se entenderá finiquitado en el momento de la entrega de la embarcación y saldada la compensación económica por cualquiera de los haberes.

En caso de que el arrendatario se vea privado total o parcialmente del uso y disfrute de la embarcación, debido a una avería producida durante el periodo de arrendamiento no dará derecho a solicitar el reembolso de las cantidades abonadas salvo en el caso de que fuese imputable a la oportunidad de prestación del servicio, en cuyo caso será reembolsado por los días que falten hasta la finalización del contrato.

Si por causas de fuerza mayor o averías por causas ajenas al Arrendador, producidas con anterioridad al inicio del arrendamiento y no fuera posible entregar la embarcación arrendada, se le hará entrega de otra embarcación de iguales o similares características. En caso de no ser posible y optar el Arrendatario por una categoría inferior o superior, se cobrara o devolverá la diferencia proporcional al importe satisfecho o se devolverá el importe íntegro pagado hasta el momento por el Arrendatario.

Será por cuenta del Arrendatario el carburante consumido el día del alquiler de la embarcación, el cual deberá abonar al finalizar el día del arrendamiento, en caso de haber algún desperfecto en el motor producido por la negligencia del Arrendatario será por su cuenta los gatos ocasionados en el mismo y remolque de la embarcación.

Estas Condiciones Generales se rigen por la ley española. Para cualquier desacuerdo que pudiera derivarse de la aplicación de los servicios o interpretación o aplicación de las Condiciones Generales entre Charter and Moorings S.L., y el Arrendatario, con renuncia expresa a su fuero propio se someten al de los Juzgados y Tribunales de Ibiza.