Es Vedrà

A todos nos gusta, a la vuelta del verano, poder contar a nuestros familiares y amigos lo bien que lo hemos pasado y el sitio tan bonito que visitamos en nuestras vacaciones. Resulta, se ha puesto de moda, y debe ser cosa de los ayuntamientos, apostar por el turismo de calidad y dejar atrás esos mega complejos con todo incluido que lo único que hacía era atraer a grupos de jóvenes con ganas de pasarlo bien y beber hasta la saciedad.

Comunidades autónomas como Baleares y especialmente los ayuntamientos de Ibiza y Formentera, están a la cabeza de este tipo de turismo sotenible, de calidad y apto para muchos bolsillos. Las Pitiusas, sobrenombre que reciben Ibiza y Formentera, situadas en un entorno clave dentro del mar mediterraneo, acaparan gran parte de la atención gracias su atractivo por tierra y mar. Sus calas, el clima y las aguas cristalinas, hacen de estas dos islas, parajes naturales excepcionales donde disfrutar de unas vacaciones de ensueño.

La gran oferta de ocio de la que disfrutan es inmensa, bien un día lo podemos pasar navegando sin necesidad de poseer un barco, gracias al chartering y visitar zonas tremendamente conocidas como Es Vedrá, las playas de Ses salines o Illetas, o calas como la de Benirras, archiconocida por las timbaladas todos los domingos con el atardecer.

Respecto al ocio nocturno, qué decir, clubes legendarios como Space, Pachá o Amnesia, catedrales de la electrónica por las que pasan los mejores pinchadiscos del momento, no necesitan presentación. Es una cuestión de estar o no.

En el caso de querer disfrutar de una agradable comida o cena, la oferta crece cada año con mejores opciones. La puesta en escena de Lío, restaurante inagurado en 2011 en el puerto de Marina Ibiza, con el sello de calidad de Ricardo Urgel, fundador y dueño de Pachá, amenizan, gracias a los espectáculos que ofrecen, una velada inolvidable.

Otras opciones pueden ser los beach clubs, lugares con servicio tanto para embarcaciones como para aquellos que quieran disfrutar de una comida o copa en el propio lugar, amenizadas por la música más actual del momento a los que se puede o bien llegar por mar, en barco, o tierra. Uno a destacar es Blue Marlin, situado en Cala Jondal, cuenta con centenares de adeptos que tarde tras tarde llenan la pista de baile hasta que cae el sol.

Sin lugar a dudas, aburrirse en Las Pitiusas es un pecado, no es una actitud aceptada, por eso y para el que desee disfrutar de ellas a través de otras opciones, una muy recomendada es navegando. No hace falta tener barco propio, una alternativa muy demandada es el charter de barcos o alquiler, existen multitud de empresas dedicadas a ello con una amplia oferta en embarcaciones, para satisfacer cualquier gusto. Es tan fácil como escoger una embarcación y listo.

Por todo esto y el áura especial que rodea a Las Pitiusas, Ibiza y Formentera se han convertido en el lugar idóneo para disfrutar de unas vacaciones de calidad.